Es fácil encontrar vitamina E presente en algunos alimentos que permiten consumirla de forma natural.

¿Para qué vitamina E?

Poderes antioxidantes, cuidado del sistema inmunológico, colaborador en la formación de glóbulos rojos y apoyo de la actividad celular. Son algunas de las funciones de la vitamina E.

Aun cuando es poco común la deficiencia de vitamina E en las personas, su ausencia puede causar daños a los nervios y los músculos con pérdida de sensibilidad en los brazos y las piernas, pérdida de control del movimiento corporal, debilidad muscular y problemas de la visión. Otro signo de deficiencia es el debilitamiento del sistema inmunitario. Así lo indica la Oficina de Suplementos Dietéticos del Instituto Nacional de la Salud.

La Organización Mundial de la Salud dice que debemos consumir al menos 15 miligramos al día de vitamina E. Acá encontrarás una lista de alimentos ricos en ese micronutriente para ingerirla de forma natural.

Origen vegetal

Aceites vegetales:

  • Aceite de germen de trigo y girasol son las fuentes prioritarias de vitamina E. Cuentan con  concentraciones superiores a los 40 miligramos por 100 gramos.
  • El aceite de oliva contiene la vitamina en menor cantidad, pero sigue siendo una de las formas más esenciales de consumo.

Semillas:

  • Chía.
  • Girasol.
  • Calabaza.

Frutos secos:

  • Almendras. Tan solo un puñado de éstas cubre el consumo diario necesario de vitamina E.
  • Nueces.
  • Avellanas.
  • Maní.
  • Pistachos.

Hortalizas de hojas verdes:

  • Espinaca.
  • Espáragos.
  • Brócoli.

Legumbres:

  • Frijoles.
  • Garbanzos.

Frutas:

  • Kiwi.
  • Papaya.
  • Aguacate.
  • Albaricoques.
  • Mora.
  • Mango.

Origen animal

Pescados y mariscos:

  • Anguila.
  • Jurel.
  • Salmón.
  • Sardinas.
  • Pez espada.
  • Ostras.

Lácteos.

  • Leche.
  • Mantequilla.

Los huevos y las carnes rojas y blancas son fuente animal con importantes cantidades de vitamina E recomendables.

Esta lista te ayudará a mantener los niveles óptimos de vitamina E que tu organismo necesita. Como ves, no es necesario recurrir a suplementos, debido a que la lista de alimentos que la contienen es amplia.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment