La administración de Joe Biden anunció el 11 de junio el cierre de un ente creado durante el mandato del expresidente Donald Trump, bajo el prejuicio de que los inmigrantes son criminales.

Este prejuicio usado por Trump durante su campaña electoral en 2016 conllevó a la creación de la Oficina para las Víctimas de la Participación de la Inmigración en Delitos, mejor conocida como VOICE, por sus siglas en inglés.

No obstante, la Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció el cierre de la oficina y la creación de un ente similar sin enfoque en la condición migratoria de los involucrados.

"El nuevo programa servirá como un sistema de apoyo más completo e inclusivo para las víctimas ofrecido por ICE, que garantizará la oferta de servicios a todas las víctimas independientemente del estado migratorio de la víctima o el agresor",

expresó ICE en un comunicado.

VOICE será remplazada por la Victims Engagement and Services Line (VESL), que combinará servicios existentes desde hace tiempo, como métodos para que la personas reporten abusos y maltrato en centros de detención de inmigrantes.

VESL también tendrá un sistema de notificación para abogados y otros profesionales con interés en las causas de inmigración.

La agencia añadirá además un servicio para receptores potenciales de visas creadas para víctimas de tráfico humano y delitos violentos en el país.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter. La Noticia produjo esta nota con información de The Associated Press (AP).

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario