Para algunas personas “celar” es una evidencia o una condición necesaria que prueba que la otra persona te ama. La naturaleza del amor puede despertar sentimientos de celos porque no queremos compartir ese ser que amamos y porque sentimos miedo de perderlo.

Estos sentimientos se pueden dar en cualquier tipo de relación (por ejemplo parejas, hermanos, padres e hijos, etc.). Pero no todas las personas experimentan celos de la misma manera y con la misma intensidad y eso no es señal de que hay o no hay amor.

¿Serán celos enfermizos o patológicos?

Es importante poder distinguir entre los celos que son parte de la naturaleza del amor y los enfermizos y posesivos. Usualmente estos sentimientos se despiertan ante una posible amenaza de perder ese ser amado.

Cuando el ser amado nos reafirma su amor y demuestra que no hay razón por la cual sentirnos amenazados, ese sentimiento de celo tiende a desaparecer. Por el contrario, en los celos enfermizos, no hay información o demostración que pueda darle un sentido de seguridad y calmar esa sensación de amenaza de perder al ser amado. Es como una alarma que se queda encendida todo el tiempo, lo que hace que la persona constantemente esté pensando y actuando los celos.

Señales de los celos enfermizos

-Constante desconfianza sin motivos.

-Control sobre la persona que cela (ejemplo querer saber a dónde va y con quién va).

-Posesivo/a, no querer que la persona comparta con otras personas.

-Registrar las pertenencias personales (ejemplo ropa, celular, carro) buscando evidencia del engaño.

-Conductas impulsividad y manifestación de coraje (ejemplo expresarse con insultos, reclamos o golpes cuando no se siente en control de la persona).

¿Qué hacer frente a los celos enfermizos?

Los celos enfermizos, usualmente no desaparecen por sí solos. Por el contrario, pueden escalar a niveles muy peligrosos, especialmente si hay algún historial de violencia.

Si reconoces que eres víctima de una persona que sufre de celos enfermizos o por el contrario piensas que tú sufres de éstos, es importante que busques ayuda profesional.

Los celos enfermizos pueden hacerle mucho daño a la relación, por lo que, es importante no esperar para buscar ayuda. Ellos pueden ser motivados por inseguridades y en muchos casos, alimentados por alguna mala experiencia de traición e infidelidad.

La realidad es que no podemos generalizar, el haber vivido una mala experiencia no significa que otras personas que lleguen a nuestra vida nos van a traicionar de la misma manera. Toda conducta con la ayuda necesaria puede cambiar.

Recuerda que, aunque a veces no tengamos el control sobre lo que sentimos, ¡sí podemos tener control sobre nuestras decisiones!

Para mayor información puedes llamar al 984-974-3795.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D. Psicóloga Clínica e Investigadora Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill Departamento de Psiquiatría

Leave a comment