La remolacha también conocida como betabel, betarraga y en inglés beet, es una planta de sabor dulce, nativa de Europa mediterránea y occidental. Está dotada de una piel muy fina que recubre una pulpa muy densa y suculenta de color rojo muy oscuro.

Posee una gran cantidad de azucares, lo que hace que su sabor sea notablemente dulce, acompañado de un matiz terroso.

Es una excelente fuente de ácido fólico, vitamina C y potasio. Todos los nutrientes, especialmente el hierro, se asimilan mejor cuando la remolacha se toma en forma de jugo.

Esta semana les presento una deliciosa receta que además de nutritiva y diferente, les encantara.

Ingredientes

  • 3 Remolachas grandes
  • 2 Cucharadas de mayonesa
  • 4 Hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • Queso parmesano
  • Rúgula para decorar
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Lavar muy bien las remolachas. En una olla profunda con suficiente agua, hervir y cocinar las remolachas hasta que estén blandas pero al dente. Retirar del agua y dejar enfriar muy bien.

Entre tanto en un envase pequeño colocar las 2 cucharadas de mayonesa, cortar finamente la albahaca y unir muy bien.

Una vez que la remolacha este fría cortar en rebanadas muy finas.

Para emplatar agregar la mayonesa de albahaca en el fondo del plato, colocar ordenadamente las rebanadas de remolacha. Rociar con un poquito de aceite de oliva, sal y pimienta. Colocar en el centro la rúgula y queso parmesano y listo a disfrutar de este refrescante plato.

Rhaiza Carreño

Nacida en Venezuela, Abogada y Chef. Tiene 30 años desarrollando su amor por la buena cocina y el diseño de pasteles decorados. Periodista para La Noticia desde hace 4 años, escribe sobre recetas con...

Leave a comment