Carolina del Norte no es precisamente el estado más seguro de Estados Unidos para las personas que conviven con animales.

Un estudio hecho por Outforia, revela que Carolina del Norte es el cuarto estado que ha registrado el mayor número de muertes en un período de 20 años.

En total han sido 180 las muertes humanas causas por animales, que son provocadas en su mayoría por perros, pero también figuran los osos, tiburones y hasta serpientes.

El equipo de Outforia reveló los estados que tuvieron los ataques de animales más fatales entre 1999 y 2019, junto con los animales que han causado la mayor cantidad de muertes en general.

Los 180 que se contabilizan en Carolina del Norte están muy lejos de los 3 primeros lugares.

El líder en la clasificación es el estado de Texas con 520 personas fallecidas por ataques de animales, seguido por California (299) y Florida (247).

El resto del top ten lo conforman Tennessee (170), Georgia (161), Ohio (161), Pennsylvania (148), Michigan (138) y Nueva York (124).

Esos son los 10 estados de Estados Unidos más peligrosos para los humanos debido a los ataques de animales.

El estudio también reveló que únicamente tres estados (Dakota del Norte, Rhode Island y Delaware) no han tenido ninguna muerte por esta vía durante esos 20 años.

“Ser atacado por un animal es una amenaza aterradora pero muy real cuando se va de aventuras por América del Norte”, señaló Carlos Borg, editor de Outforia.

“Por lo que queríamos asegurarnos de que conozca las precauciones que debe tomar si alguna vez se siente amenazado por uno de estos peligrosos animales”

“Hay muchas cosas que puede hacer para evitar el ataque de un animal, pero saber si mantener la calma o contraatacar es la clave”, añadió.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Charlotte es la séptima peor ciudad del país para tener mascotas

Estos son los refugios de animales en Charlotte que participan en Clear the Shelters

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario