Tras vencer 0-1 al Werder Bremen como visitante, el Bayern Münich se proclamó campeón de la Bundesliga alemana por octava ocasión consecutiva.

Con 76 puntos en 32 partidos jugados, el Bayern le saca 10 puntos de ventaja a su máximo rival y más cercano perseguidor, el Borussia Dortmund, que cuenta con 66 unidades.

A falta de dos jornadas por jugar, es matemáticamente imposible que algún equipo alcance a los rojos, que son la escuadra más ganadora en la historia de la Bundesliga con 30 títulos.

Un solitario gol del delantero polaco, Robert Lewandowski, valió el título que acrecienta la hegemonía del gigante de Baviera en la liga alemana.

Ni la expulsión de la joven estrella del Bayern, Alphonso Davies, al minuto 79, jugó a favor del Bremen, que tuvo que presenciar en su cancha como los dirigidos por Hans Dieter-Flick se coronaban una vez más.

En cancha ajena y sin público a causa de la pandemia por coronavirus, el Bayern Münich tuvo un festejo un tanto ‘insípido’, pero eso no le quita valor a un título que lo hace pasar a la historia como uno de los equipos que más han dominado en su liga.

El festejo del Bayern Münich en el vestidor

Como buen equipo alemán, los rojos festejaron con cerveza. El defensa francés, Lucas Hernández, subió fotos del pequeño festejo, donde se ve a jugadores como Ivan Perisic, Michael Cuisance, Kingsley Coman, Benjamin Pavard y Manuel Neuer disfrutando del sabor de la victoria con la típica bebida alemana.

El que se mostró más efusivo en los festejos fue el defensor austriaco, David Alaba, quien cantó, bailó y organizó los cánticos que coreó todo el equipo y cuerpo técnico.

Al Bayern Münich le restan dos partidos de ‘trámite’, el 20 de junio recibe al Friburgo y cierra el certamen de visitante en la cancha del Wolfsburg el 27.

 

 

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment