Barcelona marcha invicto con nueve puntos en el Grupo G. (Foto: AP)

Sin convencer y con un resultado que estuvo a punto de escapársele de las manos, Barcelona venció en casa 2-1 al Dynamo de Kiev gracias a intervenciones milagrosas de Marc André ter Stegen.

Barcelona se adelantó a los cinco minutos con un gol de penalti bien ejecutado por parte del capitán, Lionel Messi, quien recibió la falta dentro del área.

A pesar de la ventaja, Dynamo de Kiev llegaba con peligro al marco blaugrana. Pero en un plan gigante en su regreso a las canchas después de su lesión, Ter Stegen salvó a sus compañeros en múltiples ocasiones.

Pedri estrelló un balón en el travesaño y los visitantes también se salvaron con buenas atajadas clave de su tercer arquero.

La presión del Barcelona tuvo resultados en los primeros veinte minutos del segundo tiempo, y al 65’ un Piqué en modo delantero mandó a guardar el balón al fondo de las redes con un buen cabezazo a centro de Ansu Fati.

Diez minutos después, el cuadro ruso acortó distancias por medio de Viktor Tsygankov. Los culés se complicaron el encuentro y pudieron dejar ir los tres puntos, pero Ter Stegen no lo permitió.

Neshcheret, tercer arquero del Dynamo de Kiev, también fue figura y factor para que el equipo ucraniano no recibiera más goles.

Barcelona lidera el Grupo G con nueve puntos.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario