Bañarse con agua fría o caliente tiene beneficios distintos

La temperatura del agua fría o caliente para una ducha no solo va con los gustos de cada persona. El efecto que deseas lograr en tu cuerpo también se ve impactado por la opción que escojas.

Saber si debemos bañarnos con agua fría o caliente siempre ha generado curiosidad. Y es que usualmente se dice que el agua fría tiene efectos más positivos. Pero lo cierto es que la caliente también guarda secretos que beneficiarán tu cuerpo.

El agua fría rejuvenece la piel

El más importante beneficio del agua fría es su poder para reafirmar la piel, ya que ayuda en la eliminación de las células muertas. En conjunto, activa el cuero cabelludo ayudando a prevenir la caspa y la caída del cabello.

La energía suele potenciarse con el agua fría, pues se aumenta el estado de alerta gracias a la adrenalina que se desprende. Se estimulan además el ritmo cardiaco y la circulación sanguínea. Esto hace que el estado anímico sea mejor.

En cuanto a beneficios para la salud el agua fría previene los resfriados por la estimulación de los glóbulos rojos que aumentan las defensas.

Y por último, para los atletas un buen baño de agua fría relaja los músculos, permitiéndoles recuperar su estado natural.

El agua caliente relaja los músculos

Las bondades del agua caliente se centran principalmente en la relajación de los músculos, óptima para antes de dormir. Con ello la ansiedad se calma, produciendo un estado de paz.

En dermatología el agua caliente abre los poros, lo que facilita la limpieza de la piel. La eliminación de las toxinas se favorece en los saunas por el vapor de agua caliente.

Otros beneficios del agua caliente es que alivia la migraña, reduce la ansiedad y ayuda en la descongestión nasal.

Baño con temperatura mixta

Empezar con agua caliente y luego terminar con agua fría es una estrategia recomendada en los últimos tiempos. De esa forma se pueden disfrutar los beneficios de los dos tipos de baño al mismo tiempo. En este caso se puede alternar caliente y frío unas tres veces por tiempo de 2 minutos cada una.  La otra opción es bañarse con agua caliente y al finalizar dejar correr en nuestro cuerpo el agua fría por un minuto.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment