Raleigh- El Departamento de Policía de Raleigh (RPD, por sus siglas en inglés) y la oficina del Alguacil del Condado de Durham aseguraron que no actuarán como agentes de inmigración, ya que su deber es mantener a la comunidad segura. Esto es en respuesta a una acción ejecutiva relacionada con la inmigración interna firmada por el presidente Donald Trump, el 25 de enero.

El RPD dijo que si bien aún no han discutido el tema, no tienen planes de establecer contratos con el gobierno federal para implementar programas de deportación como el 287(g) o Comunidades Seguras.

“El Departamento no tiene acceso a los datos relativos al estado de inmigración de una persona, no ha solicitado tal acceso y no tiene planes de hacerlo”, ratificó a La Noticia Jim Sughrue, vocero del RPD.

Alguacil de Durham

La oficina del alguacil del condado de Durham, dijo que el objetivo del alguacil Mike Andrews es mantener a todos los residentes del condado seguros, “sin importar su estatus migratorio”.

“Si bien nuestra oficina participa en el programa Comunidades Seguras, no buscamos activamente individuos en base a su estatus migratorio. El alguacil Andrews cree que la mayoría de las personas que viven en Durham son residentes respetuosos de la ley que solo quieren trabajar y vivir en paz”, dijo la portavoz Tamara Gibbs.

Cárcel de Wake

En contraste, la oficina del Alguacil del condado de Wake, Donnie Harrison mencionó que seguirán implementando, como hasta ahora el programa 287(g) y que están a la espera de cómo se aplicará la orden ejecutiva en relación al programa de Comunidades Seguras.

 

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Leave a comment