Charlotte – El alguacil del Condado de Mecklenburg, Irwin Carmichael, aseguró que sus oficiales no arrestan indocumentados en las calles y que el programa 287(g) de identificación de indocumentados que opera en las cárceles locales “no ha cambiado desde hace 11 años”.

Carmichael dijo el jueves 2 de marzo que quería clarificar rumores acerca de lo que su Oficina hace con el 287(g).

“Nosotros no tenemos oficiales que están afuera como parte de operativos buscando individuos que quizás están en el país ilegalmente”, dijo Carmichael.

El alguacil indicó que el programa funciona cuando un inmigrante es arrestado por presuntamente cometer un crimen, y una vez que es procesado como todos los presos, se le hacen dos preguntas:

“¿Dónde nació? Y ¿De qué país es ciudadano? Lo que pasa luego es cuestión de ICE, ellos deciden quién es deportado. Nosotros no tomamos decisiones de quien es deportado”, afirmó el alguacil.

El funcionario recalcó que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) paga por cada preso bajo su custodia, provee la tecnología y se encarga de entrenar a los oficiales que lo operan.

 

No han avisado de cambios

El temor en la comunidad alrededor del programa 287(g) surgió tras del anuncio de las nuevas órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump el 25 de enero, que incluye la expansión del programa 287(g) a nivel nacional y la ampliación de las prioridades de deportación de indocumentados.

El capitán Daniel Stitt dijo que ICE paga por cada preso bajo su custodia, provee la tecnología y se encarga de entrenar a los oficiales que lo operan.

“Hasta ahora no nos han dicho de cambios, si alguien quiere saber algo al respecto los refiero al Departamento de Seguridad Nacional”, indicó el capitán Daniel Stitt, encargado del programa en la cárcel.

Desde que el programa fue instalado en el sistema de Cárceles del Condado Mecklenburg en febrero de 2006 hasta octubre de 2016, habían sido entrevistados 28,066 inmigrantes de los cuales 14,754 fueron procesados para deportación.

El programa ha sido criticado a nivel local y nacional por procesar y eventualmente deportar a inmigrantes que llegaron a la cárcel por delitos menores de tránsito, como no portar una licencia de conducir.

Datos entregados por la Oficina del Alguacil a La Noticia indicaron que el año pasado 1,241 inmigrantes habían sido entrevistados, de ellos 100 fueron puestos en proceso de remoción.

El condado de Mecklenburg es una de las 37 agencias a nivel nacional, que participan en este programa. En Carolina del Norte opera también en los condados de Cabarrus, Gaston, Wake y Henderson.

Leave a comment