Actitud Ingrediente para alcanzar el éxito

La actitud es el comportamiento habitual de las personas. Y es un puente para el éxito personal y profesional. Se convierte en una forma de vida, determina nuestras acciones y guía las emociones.

El éxito, una necesidad

El psicólogo Abraham Maslow propuso en el año 1943 su Teoría de la Motivación Humana. En ella habló del éxito como una necesidad de autorrealización, último escalafón que permite a las personas sentirse en la plenitud de su vida. El éxito, entonces se logra habiendo satisfecho muchas necesidades previas. Ahora bien, ¿cómo llegamos a ese nivel?

Cuestión de actitud

Existe un sinfín de actitudes, pero sin duda las que están relacionadas con lo positivo son las que guían el camino a la autorrealización. Una actitud dirigida al éxito nos llama a mostrar alegría, seguridad, orientación hacia resultados, disposición para aprender, deseos de vivir y trascender.

Dentro de los aspectos que nos dirigen al éxito creer que lo lograremos es una pieza angular. La confianza en lo que hacemos es una llave para abrir la puerta de las actitudes. Sin importar los tropiezos, seguir creyendo mantiene a flote la mente y el rumbo trazado.

¿Cuál es tu motivación?

En el camino hacia el éxito debemos encontrar el combustible que nos mueve. ¿Es la familia? ¿Una cúspide profesional? ¿Reconocimiento? ¿Cubrir vacíos del hogar? ¿Tener mucho dinero? Las motivaciones son infinitas; se encuentran en cada individuo. Desde pequeños los niños sueñan con ser astronautas, médicos, científicos… sueños en grande y para mejorar el mundo. Ese anhelo se convierte en una meta que guía la conducta.

Las motivaciones son el activador de las actitudes propias y de quienes nos rodean. Se dice que somos el reflejo de las cinco personas más cercanas que tenemos alrededor.

Autoanálisis frecuente

En todo este proceso de alcanzar el éxito se requiere conocerse a sí mismo. Es necesario contar con una capacidad de análisis del entorno y la manera cómo podemos crear oportunidades. Y una tarea no menos complicada es el autoanálisis, fundamental para saber qué tan enfocada es la actitud, que tenemos frente a las metas propuestas. El resultado será un ajuste en lo que no estamos haciendo correctamente.

No podemos olvidar reconocer con humildad quiénes somos y nuestro aporte en aras de lograr nuestros sueños. Solo de esa forma estaremos preparando el camino para llegar a mirar desde lo alto de esa montaña, que hemos definido como el éxito.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment