4 Alimentos prohibidos como plato principal en la cena

La cena, esa última comida del día tiene una lista de alimentos prohibidos. Conoce sólo cuatro de los que debes empezar a alejar de tu menú diario.

Requerimientos de la cena

Al ser la última comida que ingerimos en el día, la cena debe ser ligera, es decir, capaz de digerirse fácilmente. Sin embargo, también tiene que aportar contenido nutricional, que te ayudará a levantarte con al menos un poco de energía. Aunque no lo creas, dormir también es un proceso que necesita calorías para ser quemadas.

La cena debe permitir un descanso óptimo tras ser consumida, puesto que dormir con malestar estomacal puede hacerte pasar una mala noche. Gases, acidez, sensación de llenura son los principales indicios de qué tan adecuado fue el menú de la cena.

Algunos alimentos puede que no se revelen con malestares y aun así son terribles para consumirlos de noche. Lo peor es que suelen ser las primeras opciones que buscamos pensando erróneamente que son saludables.

Cuidado con estos cuatro alimentos

  • Cereales con leche.

El cereal es casi indispensable en el desayuno, pero nunca para la cena. Por un lado, los cereales son muy complejos y necesitan mucha energía para quemarlos. Por otro lado, la leche puede causar indigestión, por lo que incluso cualquier otro lácteo no es recomendable en la noche.

  • Frutas calóricas.

Otro error común es ingerir frutas en la noche porque están en nuestra lista de consumo sano. Es cierto, pero no todos estos alimentos pasan la prueba de calorías. Las frutas tienen azúcar de forma natural (fructuosa), es decir, más calorías que las necesarias para la noche.

Si acompañas tu cena con una fruta, no como tu plato principal, es correcto. Aun así, escoge entre estas opciones con menos calorías: manzana, kiwi, fresas y melón.

  • Más de una rebanada de pan.

Cena rápida, pero no ligera. Usualmente tenemos a mano cualquier tipo de pan que, aunque sepamos es un carbohidrato, lo olvidamos cuando necesitamos resolver con rapidez. Acompañar una proteína como atún, pollo o pescado es buena idea en la noche, pero no una torre de panes en un emparedado.

Estos hidratos de carbono en exceso ya no son requeridos en la misma medida que durante el día, puesto que la intensidad de las actividades es menor. Más de una rebanada es mucho y un riesgo para convertirlos en grasa para el abdomen, las caderas y los muslos.

  • Embutidos grasosos.

Bien sea porque con ellos acompañas a los panes o porque decides comerlos solos a manera de merienda con galletas. Estos alimentos contienen mucha sal y grasas, y ya sabemos por qué no los necesitamos en las noches.

Si te apetece un embutido escoge jamón cocido bajo en grasa. Y no dejes por fuera otras opciones: huevos, pollo o pescado siempre a la plancha.

La lista no se queda aquí, podemos sumarle muchas cenas que consumimos en salidas nocturnas que suelen ser hasta inevitables. Pero, comenzamos con algunos alimentos comunes que se consumen en casa y pueden ser evitados. Si uno que otro día te das un gusto, no importa, pero no lo conviertas en una norma!.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment