No es ningún secreto que pasar meses y meses desplomado por la casa con un contacto social limitado puede hacer que el autoestima caiga en picada. 

Además de una combinación de complicaciones de salud, dificultades financieras y un invierno duro durante el cual muchos se habrán visto afectados por el trastorno afectivo estacional.

Eso podría significar que puede ser difícil mirarnos en el espejo todos los días y sentirnos bien con nosotros mismos.

Los Centros de Tratamiento AdCare realizaron una encuesta a 3,000 personas.

Y encontraron que más de 1 de cada 5 habitantes de Carolina del Norte, es decir, el 21 %, dicen haber sufrido de baja autoestima durante la pandemia.

En comparación con un promedio nacional del 20 %. 

A escala nacional, y cuando se contabiliza por género, se encontró que esta cifra era del 22 % de las mujeres, en comparación con el 16 % de los hombres.

La investigación encontró que el 16 % de los encuestados dicen que han intentado aliviar los sentimientos negativos sobre su autoconfianza y autoestima bebiendo alcohol. 

Para algunas personas que luchan con una baja autoestima, el consumo de sustancias, como beber alcohol, puede ser un mecanismo de afrontamiento cuando surge este sentimiento. 

De manera preocupante, 1 de cada 10 cree que el alcohol ayuda a aliviar los sentimientos de baja autoestima.

También se descubrió que el 42 % de los que experimentan baja autoestima dicen que estos sentimientos negativos han sido peores que en años anteriores.

Especialmente, en los meses durante la pandemia.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Hay más intentos de suicidio entre jóvenes latinos que en otros grupos en Carolina del Norte

De avergonzarse por hablar español al empoderamiento: así fue el voto latino en Carolina del Norte

Pandemia y fatiga virtual: ¿causas del alarmante ausentismo latino en CMS?

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Leave a comment