Volvo Cars, de propiedad china, abrió una nueva fábrica de automóviles en Carolina del Sur el pasado miércoles, mientras los ejecutivos de la compañía advirtieron que la disputa comercial entre Estados Unidos y China podría amenazar los planes de crear hasta 4,000 nuevos empleos en el estado.

“Si tiene barreras comerciales y restricciones, no podemos crear tantos trabajos como planeamos”, dijo el presidente ejecutivo de Volvo Cars, Hakan Samuelsson.

La nueva fábrica de Volvo es la última incorporación a varias operaciones de fabricación a gran escala en Carolina del Sur, que incluyen una planta de aviones Boeing y una planta de ensamblaje de BMW, que dependen en gran medida de las ventas de exportación para respaldar empleos.

“Queremos exportar y si de repente China y Europa tienen barreras muy altas, sería imposible”, dijo Samuelsson.

Guerra comercial

Volvo Cars y su nueva fábrica de Estados Unidos Ilustran los conflictos creados por las propuestas del actual gobierno para imponer aranceles de hasta el 25 % sobre vehículos y autopartes importados, como una forma de alentar a más fabricantes estadounidenses y presionar a los socios comerciales para que reduzcan los aranceles a los productos estadounidenses.

Volvo actualmente importa todos los vehículos que vende en Estados Unidos. El aumento de la demanda de esos vehículos importados ayudó a convencer a la compañía, propiedad de Zhejiang Geely Holding Group de China, de ampliar su inversión en Carolina del Sur a $1.1 mil millones y hacer planes para contratar a unos 4,000 trabajadores cuando la nueva fábrica alcance plena capacidad de producción.

Inicialmente, la planta de Volvo construirá sedanes S60, que actualmente se importan de Europa o China. Algunos de los autos construidos en Estados Unidos serán exportados a mercados fuera de Estados Unidos, dijeron ejecutivos.

Volvo ha contratado cerca de 900 trabajadores en la planta y planea contractar alrededor de 1.500 más cuando la producción aumente en el otoño, dijo Anders Gustafsson, vicepresidente senior de Volvo para las Américas.

Si Estados Unidos impone aranceles a los automóviles extranjeros y los socios comerciales toman represalias, eso podría enfriar los planes en agregar empleos.

Carlos Aragao

Nació en Brasil y vive en Estados Unidos desde 1993. Es consultor de mercadeo y ventas, encargado del departamento latino en Hendrick Chevrolet Buick GMC Cadillac of South Point en Durham, Carolina del...

Leave a comment