Las autoridades de Wilmington dieron a conocer que una mujer y su bebé son las primeras víctimas mortales del huracán Florence, el cual llegó a la costa de las Carolinas la mañana del 14 de septiembre trayendo fuertes vientos, abundantes lluvias e inundaciones.
El Departamento de Policía de Wilmington (WPD) confirmó que una madre y su bebé murieron cuando les cayó un árbol sobre su casa. El padre fue transportado a un hospital local con serias heridas.

El incidente ocurrió en Mercer Ave. cerca de la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington. Las autoridades todavía no han dado a conocer las identidades de las víctimas.

Tenga cuidado

Florence perdió fuerza y descendió a la categoría 1, pero traerá sobre las Carolinas el equivalente de ocho meses de lluvia, en las próximas 48 horas. El Gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, hizo un llamado a la comunidad para que no corran riesgos innecesarios y que eviten manejar bajo las condiciones lluviosas que se presentarán en las próximas horas a lo largo del estado.

Ciudades costeras de Carolina del Norte, reportaron varias personas atrapadas en zonas inundadas, además múltiples edificaciones han sufrido daños y existe zonas que están sin electricidad. Las autoridades locales están trabajando para rescatar a las personas en riesgo.

Las autoridades advirtieron a la comunidad que pese a la pérdida de la intensidad de la tormenta, no se deberían subestimar los riesgos de Florence. La caída de árboles, las inundaciones, el bloqueo de carreteras y la interrupción del servicio eléctrico son potenciales amenazas para la región.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment