En lo que va del año en Carolina del Norte, unas 44 personas han muerto en homicidios de violencia doméstica. Cuando nuestras comunidades pierden trágicamente a alguien por este tipo de violencia, a menudo nos preguntamos qué podríamos haber hecho para evitar su muerte. Este mes de concientización sobre la violencia doméstica, estoy orgulloso de que el Departamento de Justicia de Carolina del Norte (NCDOJ) esté lanzando una nueva y poderosa herramienta para proteger de manera proactiva a las víctimas de violencia doméstica que corren el riesgo de ser asesinadas por sus parejas.

El NCDOJ está capacitando a los proveedores de servicios policiales y de violencia doméstica en todo nuestro estado sobre el Protocolo de Evaluación de Letalidad (LAP ). El LAP es una lista de verificación basada en investigaciones que los agentes de la ley pueden usar cuando responden a incidentes de violencia doméstica.

La lista de verificación incluye criterios tales como incidentes pasados de violencia y otros comportamientos que las investigaciones muestran que están relacionados con los homicidios. Si según LAP un oficial determina que una víctima tiene un alto riesgo de ser lastimada, él o ella sigue un conjunto claro de pasos para conectar a las víctimas de inmediato con los proveedores de servicios de violencia doméstica en su área. Estos proveedores pueden ayudar a brindar a las personas los recursos y la asistencia que necesitan para obtener y mantenerse seguros.

La Sección de Protección Pública de mi oficina y la Academia de Justicia de Carolina del Norte, que supervisa mi oficina, llevarán a cabo esta capacitación con los proveedores de servicios policiales y de violencia doméstica en todo el estado. Gracias a esta herramienta, los proveedores de servicios y las fuerzas del orden se unirán para ayudar mejor y más rápidamente a las víctimas.

Tengo la esperanza de que el LAP nos ayudará a proteger a las personas de la violencia doméstica. Pero no es suficiente enfrentar esta tragedia tan común. En , el gobernador Roy Cooper promulgó la Ley de sobrevivientes, que redactó mi oficina. La Ley de Sobrevivientes proporcionará seis millones de dólares para probar kits de agresión sexual, y requerirá que las agencias de la aplicación de la ley presenten kits de una agresión sexual reportada para su evaluación, dentro de los 45 días posteriores a la recolección de evidencias. Sabemos que muchas veces, la agresión sexual no es perpetrada por un extraño, sino por parejas íntimas y personas cercanas a la víctima. Obtener justicia para los sobrevivientes de un asalto sexual y sacar a los violadores de la calle nos ayudará a seguir confrontando la violencia doméstica en nuestras comunidades y vivir más seguros.

Por supuesto, hay más que todos podemos hacer. Todos tenemos la responsabilidad de cuidar a las personas que nos rodean: nuestros amigos, nuestros vecinos y nuestros compañeros de trabajo. Esté atento a las señales de violencia doméstica, incluido el abuso físico, la manipulación emocional, la explotación financiera, el aislamiento, los cambios en el comportamiento y la autoestima de una persona, o las tácticas de intimidación y miedo.

Puede obtener más información en Señales de abuso. Y si usted o alguien que conoce necesita ayuda, visite: Enough NC o llame a la línea directa nacional de violencia doméstica al 1-800-799-7233 (SAFE) o al 1-800-787-3224 (TTY) o en línea en La Línea Nacional sobre Violencia Doméstica. Una sola vida perdida por la violencia doméstica es demasiada. Juntos, debemos hacer todo lo posible para mantener a nuestras comunidades a salvo de esta violencia.

Leave a comment