A medida que aumenta la indignación por la detención de ciudadanos estadounidenses iraníes-estadounidenses en la frontera, los encargados de formular políticas como la representante Pramila Jayapal y la senadora Elizabeth Warren, así los principales observadores y expertos se pronuncian en contra de los interrogatorios ilegales, el escrutinio y la investigación de la administración Trump a ciudadanos estadounidenses de rigen iraní.

Inmigración no puede detener a un ciudadano

La congresista Pramila Jayapal (D-WA), junto con cinco de sus colegas, escribieron una carta a la administración Trump exigiendo más información sobre los recientes informes de detención en el punto fronterizo conocido como el Arco de la Paz, en el estado de Washington. La carta critica la incapacidad y la falta de voluntad de Oficina de Control Fronterizo y Aduanas (CBP) para explicar las detenciones.

La ley vigente prohíbe que oficiales del CBP detengan a un ciudadano estadounidense únicamente para interrogarlo sobre sus opiniones sobre política, religión o lealtad, sin mencionar su origen nacional o raza. Sin duda, los ciudadanos estadounidenses pueden ser detenidos o arrestados en un puerto de entrada de Estados Unidos, si las autoridades estadounidenses tienen sospechas razonables de que han cometido un delito. Pero ese es un problema criminal que no tiene nada que ver con si un ciudadano estadounidense respetuoso de la ley es elegible para ingresar a Estados Unidos aseguró por su parte el abogado David Leopold.

La respuesta del gobierno

En respuesta a las críticas, CBP declaró que líderes de las operaciones de campo de CBP participaron en una teleconferencia con el Comisionado en funciones y el Comisionado adjunto, donde se les pidió a los oficiales de campo que se mantuvieran alerta.

Estas declaraciones no explican por qué las personas afectadas eran abrumadoramente de herencia iraní, ni por qué los viajeros ciudadanos previamente autorizados, habrían sido sometidos a una inspección secundaria y retrasos hasta por cinco horas. Las declaraciones tampoco explican por qué las personas parecen haber sido detenidas durante todo , a partir de las 8:00 a.m.

Explicación insuficiente

La candidata presidencial y la senadora Elizabeth Warren también escribió una carta dirigida al comisionado interino del CBP Mark Morgan, exigiendo información aclaratoria sobre los intensos exámenes de la agencia de patrulla fronteriza de iraníes-estadounidenses.

El CBP debería tomar medidas legales y apropiadas para proteger la seguridad nacional. Pero la información contradictoria que circula sobre el trato del personal de CBP a los estadounidenses iraníes y a las personas que son o son percibidas como de herencia iraní plantea preguntas sobre qué políticas de la agencia están vigentes y cómo CBP está salvaguardando [nuestra] seguridad nacional … al mismo tiempo que protege los derechos civiles y las libertades de todos, escribió Warren.

Leave a comment