Agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI) y oficiales del Departamento de Policía de Lumberton encontraron un cadáver en el condado de Robeson, Carolina del Norte, que fue identificado como Hania Aguilar, una niña de 13 años quien fue secuestrada la mañana del por una persona cuya identidad aún no se conoce. El cuerpo fue hallado a unas cuantas millas de la casa de Hania.

El sospechoso se la llevó a la fuerza en una camioneta tipo SUV verde que había sido robada. Un testigo aseguró que el atacante estaba vestido de negro y tenía una bandana amarilla en la cabeza. Las autoridades dijeron que no tenían razones para sospechar que Hania conocía al secuestrador. Días después se encontró la camioneta abandonada a menos de 9 millas de la casa de Hania en el parque de casas rodantes Rosewood.

El cadáver fue descubierto en Wire Grass Road la tarde del , fue retirado de la escena por los oficiales y se envió al laboratorio criminal del estado en Raleigh, para su identificación y una autopsia, confirmó a La Noticia Shelley Lynch, especialista en asuntos públicos de la División de Charlotte del FBI.

Se ofreció una recompensa de $30,000 para quien proporcione información que conduzca a la captura del responsable del secuestro. El Departamento de Policía de Lumberton ha establecido una línea especial para recibir pistas. El número es: 910-272-5871.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment