Todos saben lo importante que es tener un buen historial de crédito en Estados Unidos, pero muchas se personas toman mucho tiempo para empezar a construir su crédito o para mejorarlo, la mayoría por falta de información.

Sí, es posible financiar la compra de vehículos, y también de viviendas, con una identificación de contribuyente o tax ID, también conocido como ITIN, el cual se obtiene con el formulario W-7.

Sin embargo independiente de que usted tenga un número de Seguro Social o una identificación de contribuyente tax ID, la dificultad es la misma, es decir, lo más difícil es empezar a construir un buen historial de crédito.

Pero la comunidad inmigrante en general y la latina en particular, tiene la ventaja de contar con muy buenas opciones cuando se trata de empezar a construir o mejorar su crédito, siempre y cuando se pueda cumplir con unos pocos y sencillos requisitos.

Primero: Comprobar sus ingresos

Muchos latinos trabajan arduamente y tienen buenos ingresos, pero cuando se trata de comprobar cuánto ganan a la semana, no tienen una forma de hacerlo, porque en muchos casos reciben su pago en efectivo, y cuando les pagan con cheque, lo cobran directamente en el banco.

La manera más sencilla de comprobar sus ingresos, es depositar semanalmente en su cuenta bancaria el efectivo o el cheque recibido. No importa si deposita el dinero y simultáneamente retira los fondos el mismo día, lo importante es tener el registro del dinero recibido en su cuenta.

Algunos bancos y cooperativas de crédito aceptan los últimos tres meses de depósitos en la cuenta bancaria como comprobante de ingresos, a la hora de otorgar un préstamo.

Segundo: Tener cuentas a su nombre

Es muy importante tener un par de cuentas de servicios a su nombre, como la luz, el agua, el teléfono, o el cable. Estas cuentas son importantes porque sirven como comprobante de la dirección de su domicilio, y también sirven como una manera de demostrar que usted tiene el hábito de pagar sus cuentas y estar al día.

Un ejemplo práctico

A manera de ejemplo y en términos generales, una familia que pueda comprobar que percibe ingresos de cerca de $2,000 mensuales, y que tenga al menos dos cuentas a su nombre, puede fácilmente calificar para obtener un préstamo inicial de hasta $15,000, que lo puede usar para la compra de un vehículo, con un pago inicial o enganche de solamente el 10 % del costo del vehículo.

Los pagos mensuales para un préstamo de este valor serían de aproximadamente $270 mensuales.

Carlos Aragao

Nació en Brasil y vive en Estados Unidos desde 1993. Es consultor de mercadeo y ventas, encargado del departamento latino en Hendrick Chevrolet Buick GMC Cadillac of South Point en Durham, Carolina del...

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment