Samuel Oliver Bruno, quien ha estado en santuario desde hace casi un año en Durham, fue detenido el 23 de noviembre por agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), mientras se dirigía a una cita exigida por las autoridades migratorias para tomarle sus huellas dactilares, como parte de su proceso de solicitud de Acción Diferida, según confirmó a La Noticia la organización Alerta Migratoria.
Los activistas aseguraron que el inmigrante tenía la cita en la oficina del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) de Morrisville, y que pese al riesgo de ser arrestado, decidió acudir en compañía de personas que lo respaldaban.

“Después de once meses en el santuario de la Iglesia Metodista Unida de City Well, se presentó la petición de Acción Diferida para Samuel Oliver Bruno. El USCIS ha solicitado que Samuel venga a su oficina para una cita biométrica. Para cumplir con esta solicitud, Samuel tendrá que abandonar el santuario y correr el riesgo de ser detenido”,

dijo a La Noticia Katherine Guerrero, de la organización Alerta Migratoria, horas antes de que el inmigrante salga del santuario.
Según testigos del arresto, el inmigrante llegó a las oficinas, se formó en la fila para ingresar, pero dos oficiales se acercaron, lo sometieron en el piso y lo esposaron.

Casi un año en santuario

Samuel llegó por primera vez a Estados Unidos en 1994. Años después regresó a su natal México para estar con sus padres. En el 2014, al tratar de reingresar a Estados Unidos fue detenido. En ese momento, su esposa estaba siendo sometida a una cirugía a corazón abierto que ponía en peligro su vida. Samuel fue procesado federalmente, pero debido a la condición de salud de su esposa, las autoridades suspendieron su deportación.
Según explicó a La Noticia el grupo Alerta Migratoria, el inmigrante obtuvo un permiso de trabajo y se presentaba anualmente ante la oficia del ICE en Charlotte. Sin embargo, en su última visita le ordenaron abandonar el país el 10 de diciembre del 2017, día en el que ingresó a santuario.
Oliver Bruno quien padece de diabetes, es el único sustento económico para su esposa y para su hijo Daniel, quien es ciudadano americano, estudiante y atleta talentoso de J.H. Rose High School en Greenville.
Las condiciones de salud de su esposa no han cambiado. Actualmente ella padece varias enfermedades crónicas, que incluyen Lupus, misma que requiere costosos medicamentos y chequeos médicos frecuentes.

Piden liberación

Luego del arresto, activistas, líderes de fe y familiares del inmigrante fueron al centro de detención del ICE en Cary. Con pancartas y arengas exigían su liberación.
Los activistas aseguraron además que el hijo de Oliver Bruno, Daniel Oliver Pérez, fue arrestado en el estacionamiento luego de acercarse a la camioneta para despedirse de su padre.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com